El neuromarketing como estrategia de ventas para tu empresa

El neuromarketing como estrategia de ventas para tu empresa

El neuromarketing como estrategia de ventas para tu empresa

Neurociencia y marketing combinan sus esfuerzos para crear lo que ya se conoce como neuromarketing. Un conjunto de técnicas que ayudan al vendedor a emplear los procesos típicos de toma de decisiones en su beneficio. Aunque no debes engañarte: el neuromarketing no ofrece una fórmula exacta. Hay muchos factores que influyen en su éxito.

Neuromarketing y proceso de toma de decisiones

La neurociencia es la ciencia que estudia el comportamiento del cerebro durante la toma de decisiones. Se ha llegado a la conclusión de que una decisión de compra se toma en menos de 5 segundos. La neurociencia comprueba qué partes del cerebro se activan durante ese proceso tan corto.

Por otra parte, el marketing le da un uso a los datos extraídos mediante el método de la neurociencia. Nace así el neuromarketing. De manera muy simple, podemos decir que el neuromarketing trata de activar de forma controlada las mismas partes del cerebro que se activan cuando el ser humano decide comprar algo.

Si en el proceso natural de compra el cerebro pulsa por sí mismo determinados resortes, el neuromarketing persigue activar de forma artificial esos resortes para que se produzca una decisión de compra.

También podemos explicar esto utilizando el término, muy gráfico de “condicionantes”. Los expertos en neuromarketing introducen en su web condicionantes que activarán los mecanismos del proceso de compra.

Elementos de neuromarketing que puedes emplear en tu web

Por supuesto, nada de todo esto se hace con la seguridad absoluta de que sucederá. En cualquier caso, hay algunos elementos de neuromarketing que puedes emplear para favorecer el proceso de toma de decisiones.

Eliminar el miedo a la compra.

En una sociedad con un pavor absoluto al gasto y en permanente riesgo de crisis económica, la palabra compra no suele provocar reacciones positiva. Por eso se cambia por expresiones como “llévame a casa” o “añadir a la cesta”.

Evitar la publicidad que distraiga al usuario de tu web es básico.

Para tomar una decisión de compra rápida en el sentido que tu quieres, el usuario debe estar concentrado en lo que quieres venderle. Es labor tuya dirigir correctamente esa atención.

Una de las maneras de hacerlo es creando webs que sean fáciles de usar.

Cuantos menos clics sean necesarios para hacer la compra, más ventas harás.

Al cerebro le gustan más las formas curvas que las rectas.

Esto es algo que deberías tener en cuenta en el diseño de tu página web.

Esto último va de la mano con la necesidad de crear una primera impresión muy impactante en el lector.

Debes provocarle un flechazo. Que se enamore de tu web y quiera seguir navegando por ella. Si al usuario le gusta tu aspecto, es más probable que quiera invertir en tus productos.

Y para ello lo mejor es apostar por la creación de contenido visual.

Una persona pasa muy poco tiempo de media en una página web. Una imagen, ahora más que nunca, vale más que mil palabras. Eso es lo que dice el neuromarketing.

Para animar a la compra, incluye opiniones y testimonios de otros usuarios.

Internet nos conecta, para bien, con personas que hacen lo mismo que nosotros. Su validación es importante para provocar una compra.

En última instancia siempre puedes acudir a profesionales como nosotros. Te ayudaremos a aplicar las técnicas de neuromarketing para mejorar tus ventas. ¡Ponte en contacto!

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *